CLUB SOCIAL Y DEPORTIVO NEPTUNO: NOCHES DE GLAMOUR Y ESGRIMA

Alta Gracia, a lo largo de los años, ha tenido muchas instituciones deportivas. Algunas fueron pioneras, otras marcaron una época, las hubo inolvidables; y también otras, vaya uno a saber bien por qué, tuvieron corta vida.

Alta Gracia Deportiva 03 de agosto de 2020 juan carlos juan carlos
1525-001-compressed
1525-001-compressed

Alta Gracia, a lo largo de los años, ha tenido muchas instituciones deportivas. Algunas fueron pioneras, otras marcaron una época, las hubo inolvidables; y también otras, vaya uno a saber bien por qué, tuvieron corta vida. Lo que no significa que no hayan tenido efímera trascendia en la ciudad. Y el Club Social y Deportivo Neptuno tal vez encuadre en esta última calificación.

Nacido el 8 de febrero de 1953, el Neptuno tuvo una vida de poco más de un año, pero sin embargo le alcanzó para marcar algunos tópicos que quedaron registrados en la historia de la ciudad. Además de ser un ámbito propicio para los bailes y las fiestas con bastante glamour, el Neptuno fue el único club de Alta Gracia que tuvo a la esgrima como su principal (¿única?) disciplina. Sí, leyó bien, la esgrima.

Aquel baile inauguración de febrero del 53 se llevó a cabo en el mítico “Salón de los Espejos” del Petit Colón, que se ubicaba en lo que hoy es el primer piso del edificio del Banco Nación. Aquel día, habló en nombre del club su presidente, el Sr. Domingo Careri, y también lo hizo su vice presidente el Profesor Rafael Gaguine. Al finalizar los discursos de rigor, llegó la hora del baile, donde señores de riguroso saco y corbata  y señoritas con estricta vigilancia de sus madres se divirtieron hasta pasada la medianoche.

1516-001-compressed

Un club elegante

El Social y Deportivo Neptuno se caracterizó por ser un ámbito de encuentros elegantes, su público era la clase media alta de la ciudad. Sin ser un ámbito elitista, se preocupó por guardar las formas en una sociedad que comenzaba a mostrar sus primeras brechas.

En cuanto a reuniones danzantes, la poca documentación que puede reunirse del Neptuno, habla de la presentación del popular Polo Giménez y su conjunto folclórico. El autor de la conocidísima zamba “Paisaje de Catamarca” actuó en el escenario del Neptuno el 3 de mayo del 53, con enorme éxito. Como no podía ser de otra manera, la invitación a la fiesta rezaba que luego de la actuación de Giménez, habría una “Fiesta Danzante”.

1518-001-compressed

A pura primavera

Tal vez uno de los hitos más importantes dentro de lo social que tuvo el Neptuno se dio en la celebración de la primavera de aquel mismo año. Para recibir la estación del amor, se armó una fiesta donde nadie quiso quedarse afuera.

Fue el 19 de setiembre, y la cosa fue con orquesta y todo. Actuó Miguel Angel Primo y la Tropical “Caribe” para ponerle ritmo a la noche, una agrupación que venía de actuar y de brillar en vivo en la vieja LW1 (hoy Radio Universidad de Córdoba). Con entrada a $ 6 para los caballeros, y de tan solo $ 4 para la damas, los volantes publicitarios daban cuenta la fiesta comenzaría a las 21:30 horas, pronosticaban “Baile y Alegría”, y además anunciaban que entre las damas concurrentes se elegiría a “Miss Neptuno”. ¡Tomá  mate!

1521-001-compressed

Bella entre las bellas

Dicen quienes recuerdan aquel baile, que fue muy bonito, que se divirtieron muchísimo, y que varias de las más bellas chicas de la ciudad, estuvieron presentes. A la hora de escoger a la más linda, el honor recayó sobre una de las hermanas Defeo, Elidé (o Perla, como todos la conocían).

De manos del Diputado Roberto Saieg, recibió la corona, los atributos, y hasta un tridente que la consagraba como reina del Club Neptuno. Entre las candidatas aquella noche, estuvieron Adelita Chiacchio, Raquel “Piquina” Del Signore, Nelsa Saieg, Angelita García, Alba Giménez, “Negrita” Defeo, Nilda Wenk Cipolleta y Nelly “Chicha” Ferrari. Todas ellas perfectamente maquilladas y producidas.

1523-001-compressed

“En esas épocas todas nos preocupábamos por ir a bailar bien peinadas, bien maquilladas. No había muchas peluquerías en esos años, y a veces no peinábamos entre nosotras”, cuenta a la vuelta de los años, “Negrita” Defeo.

El diario local “La Palabra”, en su crónica destacó “el ambiente gratísimo y la alegría reinante que contagiaba a todos”. Era un club de familia, que tuvo en las actividades sociales y en los bailes de salón sus eventos más importantes. Los festejos por la primavera que mencionamos, la presentación de números artísticos (entre ellos se anunció la actuación de Raffa, un actor, mago y ventrílocuo que fue pionero de las Fiestas Infantiles de Córdoba y tenía en su espectáculo a su muñeco “Panchito”).

Los bailes del Carnaval de 1954, los días 1, 2, 6 y 7 de marzo de aquel año, dicen los memoriosos que hicieron historia. El Salón de los Espejos lució con las mejores galas y la concurrencia colmó el salón del primer piso de Avenida Belgrano 101. Uno de los volantes que llamaban a concurrir a los bailes advertía: “Concurra disfrazado, pero... siga este consejo, vaya tempranito”.

Neptuno y el deporte

Pero ojo!, el Club Neptuno no solamente albergó bailes y buena música. También tuvo su actividad deportiva. Bastante particular, por cierto. Si bien el discurso inaugural su presidente habló de incluir deportes que no se practicaban en la ciudad, como judo, ping pong y tiro con arco, el único deporte que germinó en el Neptuno fue la Esgrima.

1519-001-compressed

Fue la única vez en Alta Gracia que se hizo esgrima en un club de la ciudad, y eso a Neptuno no se lo quitará nadie. El sábado 16 de mayo de 1953 se llevó a cabo en el Salón de los Espejos una Exhibición de Espada y Florete y un Torneo reducido de Sable. Estuvo en disputa la Copa Municipalidad de Alta Gracia y medallas donadas por la Casa Gaguine. Estuvieron presentes los mejores representantes argentinos en estas especialidades, como el Campeón Argentino Raúl Martínez, y el finalista de Sable en el campeonato nacional del Italia, Avelino Gusolfino. Como representante de nuestra ciudad, y del club, estuvo Leonardo Saieg, quien llegaba luego de ser finalista del Campeonato Argentino de Espada en 1952.

1520-001

Neptuno fue un club que no tuvo tanto recorrido, pero que dejó una buena marca en la ciudad. Se fue al recuerdo entre música, bailes, y mucho glamour, al igual que el histórico Salón de los Espejos donde funcionó durante poco más de un año.

Te puede interesar
Lo más visto