SIMPLEMENTE, "CHUNGUI"

Alta Gracia Deportiva 11 de agosto de 2020 Por juan carlos
Hoy, decidimos homenajear a quien ha sido, a partir de su vida y su trayectoria, una de las más importantes e influyentes personalidades del deporte de nuestra ciudad: Juan Nicolás Caviglia.
13124968_660048150814033_6638162089363698140_n-001

Hoy, decidimos homenajear a quien ha sido, a partir de su vida y su trayectoria, una de las más importantes e influyentes personalidades del deporte de nuestra ciudad: Juan Nicolás Caviglia.

Simplemente, "Chungui". Así, porque él siempre fue un tipo simple; generoso en su educar, siempre dispuesto a compartir saberes. Un hombre que de tan simple merece ser homenajeado en vida antes que las nuevas generaciones desconozcan su trayectoria y su obra.

Juan Nicolás Caviglia nació el 28 de noviembre de 1929 en Alta Gracia, y nuestra ciudad le destinó sus mejores esfuerzos a lo largo de décadas dedicadas a practicar y a enseñar deporte. 

Maestro de atletas, profesor de gimnastas, pionero de varias disciplinas deportivas, fabricante de sueños hechos realidad, el “Chungui” hoy vive su adultez rodeado por los afectos de una familia maravillosa que supo construir y tratando de no pensar mucho en lo que pasó; tal vez por su misma simpleza y humildad elige que otros se acuerden de él. Y en eso estamos en este trabajo periodístico.

FOTO 1-compressed

Los pergaminos

Caviglia, con sólo 16 años logró su primer título a nivel nacional: Campeón Argentino Cadete de Salto con Garrocha. Cuatro años más tarde se consagró Campeón Argentino de Gimnasia Olímpica Deportiva para un año después arrasar con las medallas en los Panamericanos  (dorada en Cuerpo Libre, Plata en Barra y en Paralelas y bronce en la clasificación general.

Esta performance le permitió representar a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Helsinski, Finlandia en 1952, donde estuvo entre los mejores. Mientras, continuó acumulando títulos nacionales e internacionales durante la década del 50 que lo vio casi siempre en los podios de todo el continente.

Se consagró Campeón Argentino de Gimnasia en Grandes Aparatos los años 1955, 1956, 1957, 1958, 1959 y 1960. Una barbaridad, un verdadero monstruo, en el mejor sentido de la palabra.

Fue séptimo en la General de los Panamericanos de Chicago y fue el único representante argentino en Gimnasia en las Olimpíadas de Roma (Italia) en 1960.

Si solamente los títulos conseguidos y las medallas ganadas justificaran esta nota, con lo detallado ya habríamos cumplido. Pero Juan Nicolás Caviglia fue más, mucho más que un eximio deportista. Los galardones conseguidos apenas si se comparan con la enorme obra que realizó durante décadas desde la docencia, a partir de su liderazgo como profesor.

FOTO 2-compressed

El Maestro

Hablar de Caviglia y hacerlo únicamente desde el repaso de su trayectoria deportiva sería hacer un recuento parcial de lo ha sido su vida. Porque paralelamente a sus logros atléticos, el “Chungui” ejerció como docente, como profesor, como Maestro, término que tal vez abarca mucho más que un título de docente.

El Caviglia Maestro comenzó dando clases en la Escuela Anglo Americano y a partir de entonces (1953), varias generaciones de altagracienses tuvieron mucho que ver con sus enseñanzas y su trabajo.

También fue Profesor de Gimnasia Deportiva en el Colegio La Salle y en el Liceo Militar José María Paz, de Córdoba. Paralelamente, tuvo su propio gimnasio donde cientos de niños, adolescentes y jóvenes de nuestra ciudad concurrieron a lo largo de décadas. Pero de ALMENCU hablaremos más adelante, porque merece un capítulo especial.

En 1976 fue Entrenador del Equipo Argentino en el Torneo Trasandino Argentina-Chile y fue preparador físico del inolvidable Juan Adolfo Turri, quien representó a nuestra patria en los Juegos Olímpicos de Montreal (Canadá).

FOTO 8-compressed


Fue profesor y maestro en las aulas y en las pistas de atletismo. En las piletas y en los gimnasios. Fue titular de Cátedra y representó a la Confederación Argentina de Deportes, becado por la Organización de Estados Americanos (OEA), en el Curso de Alto Nivel de Gimnasia Deportiva realizado por el Comité Olímpico de México. Como si fuera poco, fue autor de dos compendios de actualización y análisis presentados a la Federación Argentina de Gimnasia aportando nuevos enfoques sobre esta disciplina olímpica.

Su gran creación: ALMENCU

Todo hombre destacado tiene grandes logros a lo largo de su vida. En el caso de Caviglia, el gimnasio ALMENCU fue el suyo. Fue su mayor conquista, llevada a cabo con esfuerzo, tesón y fundamentalmente, con amor.

FOTO 3-001-compressed

Hablar de ALMENCU significa ni más ni menos que hablar de una de las instituciones más importantes de las décadas de 1960, 1970 y parte de los años 80.

ALMENCU, cuyo nombre resumía tres palabras fundamentales (ALMA, MENTE, CUERPO) fue “el” gimnasio por excelencia de Alta Gracia por aquellos tiempos. Perdón, fue mucho más que un gimnasio en el común significado de esta palabra. ALMENCU fue punto de reunión, gimnasio deportivo, centro de diversión, lugar de aprendizaje, fue muchas cosas en un solo recinto. Y todo de la mano del ingenio, la creatividad y el talento de Juan Nicolás Caviglia.

Fue fundado a fines de 1962, el 15 de diciembre, para ser más exactos. Pensado para ser casi un club social terminó siendo lo que fue, un enorme centro deportivo-recreacional que marcó a fuego a varias generaciones de altagracienses.

“Durante casi dos décadas fue casi el paraíso de los chicos y de los jóvenes, fue donde surgieron los equipos de gimnasia olímpica infantil y juvenil y atletas que fueron a los Sudamericanos, Panamericanos y a las Olimpíadas. Hasta el día de hoy muchas personas de Alta Gracia que están desparramadas por el mundo nos mandan recuerdos y saludos por aquellos años maravillosos vividos en el Gimnasio”, relató a este periodista alguna vez Susana, una de las hijas del “Chungui”.

FOTO 5-compressed

Si bien el espíritu original fue –como dijimos- ser un centro de encuentro social, a poco de fundarse, el empeño creativo de Caviglia y su fuerza innovadora lo fueron convirtiendo en una escuela de enseñanza de deportes varios y en especial de la Gimnasia Olímpica, siempre su gran pasión.

Periódicamente, los chicos y chicas que concurrían al gimnasio mostraban sus logros para la comunidad en las famosas exhibiciones. A veces dentro del gimnasio mismo, otras, en lugares abiertos como el Tajamar o en colegios como la Misericordia. En fin, la pasión que transmitía el Maestro era receptada por un enorme número de jóvenes que crecían en el deporte y en la vida. 

Ponerse a cubierto

Con el asesoramiento del Ingeniero Monge y de sus propios hermanos, Caviglia fabricó la primera pileta cubierta y climatizada de Alta Gracia. Recuerda su hija que “no duró mucho tiempo como pileta climatizada porque el mantenimiento era muy costoso, con una enorme caldera. Pero sí fue muy utilizada en los veranos por los chicos que concurrían a aprender a nadar y también permitía entrenar a los ballets acuáticos. Eso sí, cuando llovía las clases no se suspendían porque estaba techada, cerrada.”. Pero no fue la pileta el único logro a modo de innovación para Alta Gracia que hiciera Caviglia. “También construyó un sauna. Cuando mi padre fue a las Olimpíadas en Finlandia tomó nota cómo estaba fabricado y lo hizo acá, todo en madera, con una gran caldera. Le tirábamos eucalipto y agua caliente. La gente común iba a desintoxicarse y los gimnastas la utilizábamos como parte del entrenamiento”, sigue contando Susana.

FOTO 7-compressed

La cama elástica

Cuenta la anécdota que Caviglia fabricó una cama elástica. Que fue la primera por estas tierras, y que tuvo una historia bastante particular. Cuando fue a los Panamericanos de Chicago, los norteamericanos le regalaron una cama elástica. Pero –siempre hay un pero en la historia del deporte argentino- cuando llegó a Buenos Aires, en el puerto no se la dejaban ingresar, salvo que pagara una suma enorme de dinero, que no poseía. Pero lo que le faltaba en el bolsillo, a Caviglia le sobraba de ingenio y de maña. Observador como pocos, tenía en su cabeza cómo era la famosa cama elástica y con sus propias manos y un soldador comenzó a fabricarla él mismo. Tan bien resultó que el diseño fue copiado por atletas de Córdoba y Buenos Aires que luego fabricaron las suyas.

FOTO 4-001-compressed

 Los grandes logros

Desde los inicios de ALMENCU la gimnasia olímpica con aparatos tuvo, como era de esperarse, un lugar preferencial. Pero fue desde fines de los setenta y hasta entrados los años ochenta que la disciplina se profundizó en cuanto a los entrenamientos, que fueron teniendo cada vez mejor exigencia, hasta llegar a ser de primerísimo nivel formativo

Por ello, y porque hubo niños y jóvenes que supieron interpretar al Maestro, Alta Gracia tuvo representación en Gimnasia Olímpica a nivel nacional en las distintas categorías. Pero no solo estuvo representada. Alta Gracia, a través del gimnasio de Caviglia obtuvo todos los títulos que se propuso durante años. ALMENCU consiguió durante varias temporadas consecutivas los títulos de Campeón Provincial y Argentino tanto individual como por equipo, en las distintas categorías, por aparato y globales (por toda la serie).

Caviglia siempre fue un creativo y supo hacer escuela. Siempre buscó ser más, ser mejor, llegar más alto. La pileta tenía de todo para los chicos, trampolines, sogas, trapecios, cosas para bucear en el fondo de la pileta, en fin… era toda una tentación; aquel gimnasio emplazado en la Roque Celentano a media cuadra del Parque Infantil fue un lugar definitivamente mágico.

FOTO 6-compressed

Caviglia funcionario

 Juan Nicolás Caviglia fue nombrado Director de Deportes y Recreación de la Municipalidad de Alta Gracia y a través de su gestión fue impulsor de muchos de muchos de los deportes que hoy distinguen a nuestra ciudad a nivel nacional e internacional.

Además, supo poner a Alta Gracia en el mapa deportivo a través de distintos emprendimientos, muchos de ellos innovadores y casi revolucionarios para un área municipal que aparecía como dormida luego de demasiados años.

Desde su puesto, concibió al Deporte como parte de la comunidad, como propiciador de la salud y la convivencia, a la vez que elemento superador de metas.

Creó equipos docentes especializados que dieron los primeros pasos en disciplinas como el Handball, el Voley, Atletismo, Natación, Bicicross y Gimnasia. Hoy, el handball de Alta Gracia es lo que es porque entre otras cosas, contó con el impulso inicial de un genio como Caviglia que supo ver más allá del día a día. Lo mismo vale decir para el bicicross, que hoy nos representa a nivel olímpico.

FOTO 9-compressed

En el recuerdo, programas sociales como “Los Niños Audaces del Tajamar”, con la adhesión de la UNICEF; la Maratón Córdoba-Alta Gracia que tuvo cuatro ediciones; el Triatlón Nacional “El Hombre de Acero Argentino” (diez ediciones, de las cuales dos fueron internacionales); 4 ediciones del Cruce de Los Gigantes; “Supervivencia del Más Apto”, una prueba no tradicional que incluía hachado de troncos, cruce del dique con cables carril, escalado de montañas con soga, entre otras cosas; fue el iniciador del Mountain Bike en la Argentina a nivel competitivo bajo la Reglamentación Nacional (UCI y la Comisión Internacional de MTB), organizando competencias Nacionales e Internacionales (el Mountain Bike Internacional “ Copa de Campeones”,  tuvo a Córdoba como epicentro de una Competencia única, en la que se dieron cita los Campeones del Mundo en las modalidades de Down Hill y Cross Country). 

El Parque García Lorca

Hoy, el García Lorca es un lugar de reunión para todos aquellos que quieren pasar una tarde agradable rodeados de naturaleza. Pues bien, ese hermoso lugar de nuestra ciudad fue también producto de la creación, imaginación y trabajo del Chungui Caviglia. Un predio de 9 hectáreas atravesadas por arroyos, pleno de vegetación autóctona. Con elementos naturales como piedras y troncos realizó circuitos de gimnasia naturales. En su seno se emplaza la pista profesional de bicicross y el sector cuenta con diquecitos artificiales, senderos, lugares de sombra y prados verdes. En definitiva, un lugar donde conviven los deportistas, los veraneantes, aquellos que buscan un sitio de meditación y –por qué no- aquellos que simplemente quieren huir del ruido y el trajín diario para sumergirse en la naturaleza más profunda.

FOTO 11-compressed

 

Te puede interesar