SACÁNDOLE VIRUTA AL PISO, AL COMPÁS DEL 2 X 4

Cosas Nuestras 01 de abril de 2022 Por juan carlos
Corría el año 1931, y en Alta Gracia se bailaba buen tango...
dia-nacional-del-tango-3-compressed

Allá por 1931, los barrios de Alta Gracia vibraron al compás del 2 x 4. Con la plataforma de difusión del Periódico Alborada, un conservatorio de música de la ciudad organizó “La Gran Fiesta del Tango”.

¡Si! En tiempos en que la música ciudadana porteña había ganado espacio en todos los rincones del país, y cuando el tango iba dejando los arrabales para ganarse un justo sitial en los salones más importantes, nuestra ciudad no podía quedarse atrás. El tango era furor y muchos bailarines le sacaban viruta al piso cada vez que arrancaba a tocar la orquesta, o comenzaban a girar los viejos discos de pasta.

“La Gran Fiesta del Tango se celebrará en Alta Gracia”, anunciaba con un titular a todo lo ancho de la página el periódico Alborada, dirigido por Juan Guinjoan. En la misma página, se anunciaba que “Herco con su afamada orquesta, toma parte”. Herco no era otro más que el conservatorio del cual hablábamos, que tenía una orquesta conformada por sus profesores y alumnos.

“Tras el tango van los bailarines tejiendo ensueños y quimeras, para disipar amarguras y tristezas, ilusiones que a veces se truncan y a veces salvan”. Frase florida, muy de la época, con la cual se invitaba a los bailarines locales a participar del importante concurso. En la misma nota de presentación – invitación, Alborada publica las bases del concurso en el que podrán participar todos los bailarines y bailarinas “de Villa Oviedo, Barrio Obrero, Villa Pellegrini, Villa Caferatta, Barrio Sur y Norte”.

WhatsApp Image 2022-02-09 at 09-compressed (2)

Los bailarines deberían residir en el barrio al cual representen y se haría una selección de la mejor pareja de cada barrio, para luego, los ganadores, disputar la gran final del concurso.

Otro dato: para elegir a las parejas ganadoras se utilizará el “Voto Cupón”, que se publicaría en el propio periódico, y que será depositado por el público en urnas que se ubicarían en el salón donde se desarrolle la fiesta. En esta presentación del concurso se anunciaba también que “Se instituyen los siguientes premios: Diploma de Honor a la mejor pareja de cada barrio, y Diploma – Titulo de Los Mejores Bailarines de Alta Gracia a la pareja ganadora del cotejo final. Además, se prometían dos grandes premios “a darse a conocer en breve” a la pareja Campeona.

WhatsApp Image 2022-02-09 at 09-compressed (3)

En una nueva entrega, unos pocos días más tarde, Alborada titulaba: “El tango va a vibrar en el alma popular el domingo 15”. Es que el 15 de noviembre fue la fecha elegida para iniciar el gran concurso.

Es que comenzaba la etapa de selección para las parejas de baile de cada barrio. Se anunciaba que “el lugar del baile es espacioso, amplio, lleno de comodidades y con una ventilación permanente”. Pero claro no todos iban a ir a bailar, por ello se avisaba también que “Para mayor comodidad hemos instalado una sección bar a precios populares y desde donde podrán apreciar los concurrentes a los bailarines y recrear los oídos con buena música”. Tomá!

El punto de reunión para esta etapa de selección barrial de bailarines sería la Ex Agencia Ford.
Otro dato: la inscripción para los bailarines era totalmente gratuita mientras que las entradas al baile se anunciaban precios populares y “Señoras y Señoritas, gratis”.

La orquesta y su música

Para que todo fuera parejo, todos los concursantes bailarían la misma pieza: “Vela, velay Velando”, tango compuesto por los propios hermanos Herco, dueños de la orquesta.  Ah.. para no dejar a nadie afuera, esta era la formación de la recordada orquesta local de tango: Gregorio Herco (piano), Denny Herco (violín), Carlos Herco (batería), Armando Bevilacqua (saxofón) y Eulogio Torres (bandoneón).

WhatsApp Image 2022-02-09 at 09-compressed (1)

Los Campeones de barrio

Todo anduvo perfecto en la etapa de definiciones barriales. De acuerdo a las crónicas de la época, estas fueron las parejas ganadoras de cada sector de la ciudad:

Villa Pellegrini: Pedro Olmedo y Betina Begnino; Villa Oviedo: Andrés Brizuela y Celia C. de Brizuela; Barrio Sud: Justo López y Mina Moyano; Barrio Norte: Horacio López y Angélica Cuello; Villa Cafferata: Humberto Peña y Esther Genari; Barrio Díaz: Vicente Tocci y Armanda Benavídez; Barrio Obrero: Joaquín Tejeda y Elvira Olmedo.

Ya en esta edición de “Alborada” no solo se daban a conocer los nombres de los ganadores, sino que también se daba cuenta de los premios. Pero no solo para los concursantes, porque se anunciaba que la Casa Miguel Munté (perfumería local) había donado para la concurrencia femenina “600 sobrecitos de Polvo Graseoso Leichner”, que era un artículo de perfumería para el cutis.

Para los bailarines también hubo Premio Estímulo que consistía en una caja de alfajores “La Barcelonesa” y un lindo frasco de perfume “Roger Galet” para la señorita, donación ésta, realizada por la Farmacia Lourdes de nuestra ciudad. Finalmente, y luego de un duro desempate, la pareja integrada por Horacio López y Angélica Cuello se llevaron este premio.

El jurado y su decisión final

Todo concurso tiene un Jurado, y en este caso, estuvo integrado por Ramón Heredia, Clemente López, José Minicone, Atilio Crespi y Ramón Avalos. Elllos, a la hora de la difícil decisión, fueron nominando a los ganadores. Para darle más suspenso al tema, vamos de atrás para adelante..

El Cuarto puesto fue para Justo López y Mina Moyano (se llevaron una caja de alfajores de “La Barcelonesa” y un obsequio de “La Femenina”).
El Tercer lugar fue para la pareja de Pedro Olmedo y Betina Begnino (se fueron con una caja de alfajores, una loción y una caja de polvo para el cutis).
En el Segundo puesto se consagró a la pareja de Joaquín Tejeda y Elvira Olmedo (se hicieron acreedores a un juego de café de cuatro piezas de bronce niquelado para el caballero, y de un juego de manicura para la señorita).
La pareja ganadora, y por ende declarada la Mejor Pareja de Baile de Alta Gracia fue la integrada por Gregorio Baigorria e Isabel Soria. En este caso, además del diploma correspondiente, el caballero se llevó un Juego de Escritorio de cinco piezas, con estuche, mientras que la dama logró ganar una hermosa cartera, con dos anexos. Los premios, donados por comercios de las ciudad de Córdoba.

Así, la Fiesta del Tango tuvo su gran noche de gala en la cual se asegura que “el patio del Petit Colón fue chico para contener al numeroso público presente”.

No sabemos si esta fiesta tuvo su continuidad años más tarde. Desconocemos qué fue de aquellas parejas ganadoras y mucho menos de los demás concursantes, pero sí estamos seguros que el concurso reunió expectativas de buena parte de la sociedad altagraciense que se unió a partir del rezongo de un bandoneón, sacándole viruta al piso y bailando por el sueño de ser los mejores bailarines de la ciudad.

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar