LA DULCE VOZ DE DOLLY OLMEDO

Fue una cantante maravillosa, dueña de una voz que aún es recordada por todos quienes pudieron disfrutarla en un escenario.

Cosas Nuestras 22 de agosto de 2021 juan carlos juan carlos
DOLLY OLMEDO 6-compressed

A este periodista fueron varios los que le dijeron que “Dolly fue la mejor voz femenina que tuvo el folclore de Alta Gracia”. Motivo más que suficiente como para ir a su encuentro y solicitarle que nos contara su historia.

¿Eras la mejor voz que tuvo el folclore de Alta Gracia?
“Eso dicen. Pero me hago cargo porque la verdad es que cada vez que tuve una presentación fue muy agradable y dejaron resultados muy positivos. Se que lo que hacía, lo hacía bien. Lo hacía con muchas ganas, ponía el corazón y lo disfrutaba tremendamente. Para mí y para mi viejo era algo muy importante”.

Así, Dolly comienza a contar su historia, que nace en su propio hogar: “Crecí en una casa donde la música era cosa de todos los días. Mi papá con la guitarra tomando mate con mi mamá, siempre con la guitarrita y sacando algún tema. Mi casa fue un punto de reunión para muchos cantores de todos lados. Ahí venían Armando (Domínguez), Cacho Olmedo y su hermano y muchos otros. Eran reuniones casi todos los días, y siempre abiertas. Venía gente del banco, también de la policía, todos llevaban guitarras, acordeones, violines y se armaban veladas hermosas. Las recordaré siempre”.

Y en ese ámbito, su padre le vio condiciones y la hacía cantar. “Juntos hicimos muchas cosas, pese a que también lo hacía renegar porque cuando yo decía no, era no. Mi mamá siempre contaba que a los dos años, cuando hacían en Alta Gracia unos carnavales fantásticos, mi papá me subió al escenario. Me dieron un micrófono y me puse a cantar. Desde siempre fui muy afinada y tenía linda voz”, sigue contando Dolly.

DOLLY OLMEDO 2-compressed

Los primeros años

Después fui a cantar a LV2, a un programa que se llamaba Ruscolandia, conducido por Víctor Staszyszyn, donde cantaban niños en cada edición. Yo debía tener unos 5 o 6 años, no más de eso”.

Lo suyo fue el folclore, desde sus inicios. “Si, me gustaba mucho y disfrutaba elegir mi repertorio. Me gustaba mucho María Helena, que era folclore litoraleño. Yo tenía muchas canciones de su repertorio. Una vez, cantando en un festival me escuchó y me propuso ser mi madrina artística. Por una serie de cuestiones finalmente no pudo darse, una lástima. Igual, en varias ocasiones canté con sus músicos. Fue desde que cierta vez, en el Teatro Griego en un gran festival que hubo estaban ellos, me escucharon cantar y quedaron muy contentos”.

La ilusión de Cosquín

“Fue en Marcos Juárez, donde tuve una experiencia bastante desagradable. Salí segunda atrás de un chico que además de cantar, tocaba la guitarra. José Schaffer fue quien nos llevó hasta allá, fue una experiencia muy linda desde lo artístico. Cuando llegó Cosquín, terminaron llevando a otra chica que había salido después de mí. Era la época de oro de Cosquín donde no cualquiera se subía a ese escenario. Yo ya trabajaba en la Municipalidad y el intendente era Antonio Abraham. La municipalidad elevó una nota preguntando por qué no me habían convocado, siendo que me había ganado el lugar. Por todo concepto, volvió la nota diciendo que “no me habían
podido localizar”. Fue un golpe duro, pero tenía claro que quería seguir cantando”

Y vaya si continuó cantando. Los escenarios de la provincia y el país la disfrutaron. 

DOLLY OLMEDO 4 (2)-compressed

Haciéndose valer

“Yo siempre cobré por mi trabajo. No me subía al escenario si no cobraba yo y la gente que me acompañaba. Mi papá hizo toda su carrera gratis porque podía hacerlo ya que gracias a Dios nunca le faltó el trabajo. Pero yo decidí que siempre tenía que haber algo para mí y para la persona que me acompañaba. Muchas veces canté en la Iglesia el Ave María. Estaba Beatriz, la sacristana. Ella tocaba el órgano. Era divina la viejita. Ella bajaba y también cobraba, estaba chocha conmigo. Ella arreglaba los horarios y me avisaba para acompañarla. Así entendí siempre que debía ser la cosa”.

Los grandes escenarios

En Catamarca cantamos en el Festival de Poncho. Fui con mi papá y con un grupo de bailarines, contratados por la organización. Aquella vez compartí escenario con los hermanos de Daniel Toro y con Naco Rueda entre otros”.

Pero no fue el único evento multidinario e importante en el que tomó parte. “En el Teatro Griego compartí con  Horacio Guaraní, con Jorge Cafrune, Los Cantores del Alba y varios más de ese tenor. Fue un festival muy grande”.

Dolly Olmedo jugó -a no dudarlo- en las grandes ligas, ocupando un lugar importante entre los mejores de la época de oro del folclore. “Si, pero nunca me volvió loca. Yo siempre tuve otro tipo de idea para mi vida. Además eran otros tiempos y había detalles que no eran muy agradables en el ambiente. Mi objetivo de vida era otro. Eso no me gustaba y a mi papá, menos. Nunca me mareó para nada todo aquello”.

DOLLY OLMEDO 8 (2)-compressed

Dolly, la de Alta Gracia

Hablar de Dolly Olmedo es resumir el canto y la música de nuestra ciudad. Es que cada vez que cantaba, la acompañaban músicos que eran fantásticos, y que eran de Alta Gracia. Es que nombrar a Pedro Olmedo, a Julio Bazán, o al zurdo Quintana no es poca cosa. Si a ellos se les suma, por ejemplo Osvaldo Oviedo Zelaya y varios más, ni qué decir...

“Varias veces me acompañó en la guitarra un intérprete maravilloso que fue el Beto Bearzotti. Había llegado con su esposa de Luna de Miel a Alta Gracia y se quedó a vivir aquí. Varias veces hicimos presentaciones en el Cine Monumental y en muchos lugares más”.

Siguen los recuerdos, siempre musicales: “Cuando trabajaba en la Muni, a Abraham que le gustaban las juntadas, nos convocaba a asados que hacía en el Sierras Hotel. Dolly, mañana prepárate que nos vamos de gira, me decía”. 

Muchos sitios sirvieron como escenario para las actuaciones de Dolly. “Acá en Alta Gracia solía cantar en La Sombrilla, tanto al medio día como a la tarde. Era un lugar muy agradable. Ahí hacíamos temporada en tiempos de José Ferrari. Fui varias veces también a cantar a la Radio Plaza, de Don Angel Díaz. Los últimos tiempos canté junto a Los Sombras Rojas. Allí hacía melódico. Entre otras cosas, cantaba “La nave del Olvido”. Ya más grande volví también a las radios de Córdoba. Fue en Radio Nacional, en el anfiteatro que tienen, que es magnífico y fue una experiencia muy rica y muy linda”.

DOLLY OLMEDO 10 (2)-compressed

Temas emblema

Como todo cantante,a lo largo de su carrera, Dolly tuvo varios temas preferidos. De esos que se transforman en “caballitos de batalla” y son pedidos por el público. “Hubo varios, muchos de Daniel Toro, con quien compartí escenario en el Rose Marie en una de las peñas que organizaba Schaffer. Era un cantorazo, único, tremendo. Pero hubo muchos otros como “Córdoba linda”, o la dedicada a Cosquín, de Figueroa Reyes. Además, temas como “Soy Cordobés” con el que gané el Pre Cosquín.

Te puede interesar
1540 A 1542-compressed

Siempre andando de bar en bar

juan carlos
Cosas Nuestras 25 de diciembre de 2023

En Cosas Nuestras nos propusimos ir de bares. Pero no a los bares de hoy, sino a aquellos bares que –algunos más, otros menos- fueron escribiendo su historia de estaño y vaso de vidrio de culo gordo.

Lo más visto